Personas con magia

2019-10-09 08:40:12   462 Visitas


¿Conoces a alguien que, desde el primer minuto en que te empezó hablar, te cayó de maravilla? Esas personas, poseen magia dentro de sí. No se sabe exactamente qué es lo que causa ese efecto en los demás, pero si sabemos que parte de ello se debe a la sonrisa, el símbolo universal de la felicidad.

No podemos ser extremistas, claro. Habrá gente a la que le caiga bien, una persona con una cara molesta, de esas que son tajantes desde un inicio y poseen una actitud que, con un poco de gracia, parece siempre estar molesta, pero son excepciones.

La mayoría del tiempo, las personas que se acercan a ti con una buena actitud, y con una sonrisa en su rostro, te iluminan el mundo . Eso es porque la alegría se contagia. ¿No me crees? Haz la prueba y trata de conocer a 10 personas: A la mitad de ellos con una gran actitud y sonrisa, y a los otros, con una cara mal humorada. Luego verás los resultados.

Esto ni siquiera se trata de ser apuesto , es un tema ligado al neurolenguaje. El cuerpo comunica más del 50% de las cosas que decimos, las palabras, son solo una manera de darle forma a lo que pensamos.

Estas personas mágicas, suelen ser hábiles para ganarse un puesto en nuestros corazones, porque en sus mentes, van predispuestos, NO a caerle bien al otro, sino a ser ellos mismos y tener una actitud humilde, carismática y quizá, un poco “loca” ante la vida.

Y es que todos conocemos a una persona que está medio chiflada, y no es coincidencia de que esa persona parezca la más alegre de todas. Recuerda que, la locura es felicidad en otra versión, porque solo los cuerdos, se detienen a analizar los aspectos negativos de la realidad. El loco no lo hace, el amigo loco se despreocupa por las malas vibras y solo se enfoca en lo positivo.

Por último, están las personas con magia que cautivan por, exclusivamente, su don de ser humanos.¿Crees que eso lo tiene todo el mundo? Ni de cerca. El don de ser humano es aquel que posees cuando tu sensibilidad por el otro, está a flor de piel, es justa y al mismo tiempo, llena de un enorme carisma. Esas son personas con magia a las que ves y dices, “Yo quisiera que fuese mi hermana mayor”. Porque poseen la peculiaridad de que, su presencia, desprende una sensación de seguridad, cobijo y cariño de manera muy natural y agradable.

Fuente: El club de los libros perdidos.

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua