Qué hacer cuando tu pareja te estresa

2019-07-11 08:27:50   496 Visitas


¿De dónde viene el estrés? Seguro alguna vez te lo has preguntado y en realidad no es más que el proceso de adaptarnos a una nueva situación, se trata de un reto que nos provoca tensión física y emocional, pero que siempre puede ser superado cuando hay voluntad. La pareja no es la excepción, hoy te decimos qué hacer cuando tu pareja te estresa.

Isabel Serrano-Rosa, psicóloga, reveló al portal español El Mundo que más allá de una relación tóxica, este estrés es producido porque una de las partes de la pareja posee una personalidad que dificulta la vida en pareja.

La experta asegura que cuando se acude a terapia, piden de cierta manera que la pareja sea reparada y el psicólogo o terapeuta mejor de lo que estaba. ¿Se trata de problemas personales? ¿Heridas del pasado sin sanar? ¿Traumas que habíamos ocultado y apenas están saliendo a flote?

LA CLASIFICACIÓN

Vann Joines e Ian Stewart, psicólogos, explican en su libro “Adaptaciones de la personalidad: una nueva guía para la comprensión humana en psicoterapia y asesoramiento” que existen seis tipos de personalidad que resultan estresantes al desarrollar la vida en pareja.

Para saber si tú o tu pareja en alguna de ellas te invitamos a analizar la tipología:

PERSONALIDAD SOÑADORA CREATIVA

Se caracteriza por poco contacto físico, prefiere estar solo. Aunque algunos dicen que es distante, le justificas diciendo que te encanta porque te da tu espacio y te sientes libre. El problema es que cuando le necesitas a tu lado no está, sigue metido en su mundo.

PERSONALIDAD MANIPULADORA-ENCANTADORA

Lamentablemente miente y sabe convencerte para que accedas a lo que quiera y cuando menos lo espera hace algo que no hubieras imaginado jamás. Te cuestionas sobre cómo seguir con alguien irresponsable pero luego te convences de seguir con la relación porque jamás te aburres a su lado. Eso no es suficiente.

PERSONALIDAD BRILLANTE-ESCÉPTICA

En pocas palabras, delicado. Esta persona ve malas intenciones en todos los que te rodean, desconfianza es su segundo nombre. Te convences de seguir a su lado porque cuando se tranquiliza es tierno, sensible y prudente, pero tampoco es suficiente, rápidamente la desconfianza reaparece.

PERSONALIDAD RESISTENCIA JUGUETONA

Se niega a probar cosas nuevas, está en contra del cambio y hace mal sus responsabilidades, por lo menos las pospone o las olvida. Es muy cansado para ti pero luego recuerdas lo bueno, por su lado amable es el más comprometido. Si te saca de quicio constantemente, considera el daño que te estás haciendo a ti misma.

PERSONALIDAD ADICTA AL TRABAJO

Busca que todo salga perfecto, por lo que solo se presiona constantemente, no sabe ser espontáneo, es muy inaccesible y terco cuando alguna idea pasa por su cabeza, le aterra cometer errores. Lo bueno es que puedes confiar en él, siempre sigue las reglas y se esmera en hacer bien las cosas. Lo que te duele es su exceso de control.

PERSONALIDAD DRAMÁTICA

Cualquiera de sus emociones parece exagerada, disfruta llamar tu atención y ser el centro de la fiesta, seducirte para que te entregues por completo. Por el lado bueno son alegres, tiernos y dulces, pero te estresa por su inmadurez.

EL REMEDIO

Isabel Serrano-Rosa asegura que los seres humanos somos una combinación de diversos factores. En sí, estas tipologías son un tipo de orientaciones, pero cambia hacia aspectos más positivos. Lo importante es entender por qué elegimos a una persona con esta tipología.

Algunas teorías psicológicas dirán que es por nuestra propia dependencia, por ser muy compasivas, por un balance y por las diferencias.

La misma Virginia Satir, terapeuta familiar, asegura que aunque en un principio las parejas se unen por su igualdad sentimental, permanecen juntas porque aceptan sus diferencias y hasta las disfrutan.

Si consideras que esta relación es peligrosa para ti o los dos, nunca está de más acudir con un especialista y aclarar lo que ocurre en beneficio tuyo y de la relación.

Edición: Carlos Vega

Grupo Radiza Chihuahua