Sección: Internacional

Así coquetearon Trump y Kim

Martes, 12 de Junio de 2018 11:36
Visitas: 565Comparte en:

SINGAPUR.- El mundo ha respirado con alivio tras la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un, donde ambos líderes intercambiaron sonrisas, apretones de manos y gestos de cortesía, a pesar de la retórica belicista en la que se enfrascaron hace apenas unos meses.

El aparente ambiente de camaradería incluso llevó a Trump a mostrarle a Kim la mundialmente célebre limosina en la que suele trasladarse por tierra, conocida como ‘La Bestia’.

Ante la perplejidad de los agentes del Servicio Secreto, el presidente de Estados Unidos ordenó que abrieran una de las puertas del vehículo para que el ‘enemigo’ echara un vistazo a su interior.



Parece haber quedado atrás el cruce de insultos de ‘pequeño hombre cohete’ y ‘viejo chocho trastornado’ que ambos gobernantes se dedicaron en el último año.

El mandatario estadunidense y el líder norcoreano protagonizaron en Singapur la primera cumbre de la historia de los dos países y consiguieron apartar las tensiones del pasado para sellar un acuerdo de mínimos de apenas cuatro puntos.

Los dos dignatarios, que se reunieron durante más de cuatro horas en el hotel Capella de la isla de Sentosa tras meses de tortuosas negociaciones que hacían temer por el resultado de la cita, finalmente fueron capaces de firmar una declaración en la que se comprometieron a desarrollar nuevas relaciones para "la promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad".



El presidente Trump se compromete a ofrecer garantías de seguridad a la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte), y el presidente Kim Jong-un reafirmó su firme e inquebrantable compromiso para la desnuclearización de la península de Corea", indica la declaración conjunta.

El acuerdo, que acaba de momento con el último legado de la Guerra Fría, establece que las negociaciones entre los dos países van a continuar, pero no aporta ni detalles ni un calendario para la buscada desnuclearización de Pyongyang.

Los expertos recordaron que no ha habido mención alguna de la insistente pretensión de Washington de exigir una desnuclearización "completa, verificable e irreversible", y que parece que se ha aceptado la reclamación de Pyongyang de que el proceso de desarme se haga por fases.



En cuanto a las garantías sobre la seguridad ofrecidas al dictador norcoreano, el inquilino de la Casa Blanca sorprendió al anunciar que suspenderá las maniobras militares en la península de Corea que realiza regularmente con Seúl.

Trump dijo que estos ejercicios, que Pyongyang considera como ensayos de invasión, son "muy provocativos", además de "tremendamente caros", y afirmó que "bajo las actuales circunstancias, es inapropiado realizar juegos de guerra" y que la suspensión de los mismos "es algo que apreciará" Corea del Norte.

A pesar de que se planteó como una posibilidad antes de la cumbre, el presidente descartó que por el momento se vayan a retirar o reducir "las capacidades militares" de Estados Unidos en Corea del Sur, donde Washington mantiene desplegados a unos 28 mil 500 efectivos.

Edición: Emanuel Martínez

Grupo Radiza Chihuahua




Más de Internacional