Terminó con Kanye

2020-07-31 12:06:43   1516 Visitas


Wyoming, EU.- El fin de semana pasado, Kim Kardashian voló a Cody, Wyoming, pero no para aclarar las cosas con su esposo, el rapero Kaye West, ni para hacer las paces con él. Fuentes aseguran que en realidad viajó para hacerle saber que su matrimonio había terminado.



La revista People confirma que al agotarse todas las posibilidades de salvar su relación, la empresaria llegó a la conclusión de que lo mejor para todos es dar por concluida su historia de amor, que incluye cuatro hijos en común: North, Saint, Chicago y Psalm.

“Ella siente que ha intentado todo y que no está recuperando lo que necesita de Kanye. Llegó al punto de volar a Cody para comunicarle básicamente que su matrimonio había terminado y decirle adiós”, dijo una fuente a People .

Supuestamente, Kanye West quiere salvar su matrimonio y prueba de ello es la disculpa publicada en redes sociales, sin embargo, allegados a la pareja opinan que hasta el momento no ha dado un verdadero paso para reparar los daños.

La fuente agregó a la revista que aunque Kim Kardashian prácticamente le pidió el divorcio, en realidad no está segura de firmar los papeles con los que quedará separada legalmente de Kanye West.

"Él no parece entender lo que ella está diciendo. No ha cambiado nada de lo que ella le dijo que necesita cambiar.

"Kim está rota. Lo último que quiere es divorciarse con cuatro hijos. Sabe que estará bien económicamente, pero sus preocupaciones son sus niños y la sociedad. Se está moviendo hacia un divorcio, pero quién sabe si realmente firmará los documentos".

Todo este drama empezó hace tres semanas, cuando Kanye West arrancó su campaña como candidato independiente a la presidencia de Estados Unidos.

Durante su primer mitin hizo una serie de comentarios indiscretos sobre su matrimonio, como que Kim Kardashian había considerado abortar a la primera hija de ambos, North, pues quedó embarazada en un momento de la relación en la que ninguno de los dos quería hijos.

Luego se volcó a sus redes sociales, donde continuó los ataques no sólo contra su esposa, sino también contra su suegra, Kris Jenner. Kanye las acusó de querer internarlo en un psiquiátrico, comparó a Kris con el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, y contó que quiso divorciarse de Kim en 2018 porque sospechaba que le había sido infiel con el rapero Meek Mill.





Edición: Abigail Serna

Grupo Radiza Chihuahua