Sección Deportes

Apunta a Tokio

Martes, 6 de Noviembre de 2018 11:54
Visitas: 353Comparte en:

México.- La vida le dio un giro de 180 grados a Alexa Moreno luego del Campeonato Mundial de Gimnasia en Doha, Qatar. Aquel viernes, la mexicana corrió a máxima velocidad, se impulsó y dio un par de vueltas en el aire antes de aterrizar con elegancia. Cuando tocó el suelo ya no era la misma. Apenas en 2016, la originaria de Mexicali era víctima del bullying por su apariencia física durante su participación en los Juegos Olímpicos de Río. Dos años después, eran aplausos los que recibía por su medalla de bronce en salto de caballo. "Es asombroso estar al lado de gimnastas que han logrado grandes cosas. Siempre es muy impactante, es bonito estar con las personas que admiras y estar compitiendo con ellas", declaró Moreno a su llegada triunfal a la Ciudad de México.

Para dimensionar el logro, compartió el podio con la estadounidense Simone Biles, quien ha batido innumerables récords y puede presumir cinco medallas olímpicas, cuatro de oro y un bronce. La actual reina de la gimnasia.

"Todavía falta mucho, sólo es un granito de arena, y hay que trabajar y no olvidar que hay muchas cosas más", señaló la gimnasta bajacaliforniana.

En el pasado quedaron las críticas que le hicieron en redes sociales sobre si tenía sobrepeso. Y Alexa no guarda rencor.

"En mi mente nunca tuve nada de eso. Nunca le di la importancia para decir voy a regresar para [callar bocas] nada de eso". Su nombre ha pasado de los memes a estar en lo más alto de la historia de la gimnasia mexicana. Ahora sus notificaciones son de muchas felicitaciones.

"No puedo leer todos los mensajes, pero los agradezco. También te motivan", agregó entre risas Moreno.

Después de la tormenta llegó la calma. Alexa se relajó y tras la justa olímpica en Brasil decidió aminorar sus actividades deportivas y enfocarse en sus estudios universitarios en arquitectura.

La tranquilidad en su vida funcionó. Incluso catalogó estas cualidades como la clave para colgarse la presea de bronce y ser la primera mexicana en ganar una medalla en un Mundial de Gimnasia. A sus 24 años de edad, la atleta ve al horizonte y no se conforma. "Yo regresé a entrenar porque tengo objetivos. Tengo sueños propios y quisiera mejorar lo del ciclo pasado. Ahora Tokio 2020".

Edición: Susana Ruiz

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Deportes