Sección Tips

Que las críticas no te afecten

Jueves, 26 de Julio de 2018 14:30
Visitas: 388Comparte en:

Chihuahua.- Muchas veces fingimos que las críticas de los demás no nos afectan lo más mínimo, pero no es cierto. Solemos escuchar como consuelo la frase “No hagas caso a lo que digan” pero esto es una tarea imposible cuando la opinión de los que nos rodean nos influye hasta llegar a obsesionarnos. No debemos permitir que las críticas dañinas limiten nuestras acciones, y por eso es necesario encontrar una solución.

El primer paso para aprender a soportar las críticas es aceptarlas como algo natural e irremediable que va a sucedernos a lo largo de nuestra vida. Es imposible agradar a todo el mundo; siempre estaremos expuestos a ser juzgados por las personas de nuestro alrededor. Sin embargo, esto no tiene por qué ser algo negativo si sabemos aceptarlo con seguridad y firmeza; y precisamente la clave para conseguirlo está en una autoestima alta y equilibrada. Si logramos alcanzar este estado de ánimo, ninguna de las críticas que nos hagan podrá perjudicarnos, ya que nos sentiremos seguros de nuestros actos.

Las personas que se dedican a hacer este tipo de comentarios dañinos normalmente pretenden provocar unas determinadas reacciones en aquel a quien critican. Cuando nos sentimos heridos, solemos enfadarnos, frustrarnos o adoptar una actitud de sumisión y humildad; precisamente es esto lo que pretenden aquellos que critican. La mejor manera de hacer frente a estas situaciones es afrontarlas con naturalidad, quitándoles importancia, mostrando una total indiferencia hacia las palabras de la otra persona. De esta forma, evitamos entrar en su juego, demostrando que somos más inteligentes que el otro. No tenemos por qué sentirnos ridiculizados, ya que la primera persona ridícula es aquella que pretende hacer daño sin motivos justificados.

Y por último es fundamental darse cuenta del por qué estas personas disfrutan tratando de hacer daño a los demás. La mayoría de ellas tienen algo en común, y es un grave complejo de inferioridad que muy pocas veces manifiestan abiertamente. Su táctica para controlar este problema y tratar de sentirse mejor es haciendo que los demás pierdan su confianza. Su inseguridad provoca una incesante necesidad de sentirse superiores respecto a los que le rodean, y una forma de hacerlo es encontrar una persona de débil autoestima, un blanco fácil, contra el que descargar sus frustraciones.

Aunque sea cual sea el motivo de sus actitudes, lo cierto es que ni siquiera debería importarnos. Debemos centrarnos en nosotros mismos, en nuestras metas y necesidades, y no dejarnos machacar por aquellas personas que apenas nos conocen y que no tienen por qué juzgarnos. Debemos pensar que, al igual que siempre encontraremos críticas, también encontraremos apoyo en nuestros seres queridos, y que manteniendo esta actitud poco a poco dejará de afectarnos cualquier crítica destructiva.

Edición: Gabriela Guedea

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips