" />

Sección Columnas

La Caldera

Lunes, 16 de Julio de 2018 21:01
Visitas: 512Comparte en:

CHIHUAHUENSES A LO NACIONAL

SERÁ cosa de las circunstancias y coincidencias pero resulta que ahora, personajes de la política chihuahuense, están en posibilidades de llegar las dirigencias nacionales de sus respectivos partidos.

Con la derrota del candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, lleva implícita para el panismo su renuncia o su no retorno a la dirigencia nacional de este partido, lo que está en la lógica de la política.

Pero entonces, resulta que uno de los candidatos naturales a dirigir el PAN, es el gobernador, Javier Corral Jurado, quien arrasó en Chihuahua, tiene talacha nacional en las cámaras, ha sabido atraer los reflectores del país, además que ya buscó la dirigencia, precisamente en contra de Anaya.

La coincidencia viene ahora que, el presidente nacional del PRI, René Juárez, presentó su renuncia, desde luego ante la derrota, una de las peores derrotas de su partido y ahora hay opinadores priístas, que aseguran que un buen candidato para la dirigencia nacional, sería el ex gobernador José Reyes Baeza Terrazas. Resulta cierto que Reyes Baeza tiene también fuelle nacional; ya fue diputado federal y recientemente director del Fovissste, luego del Issste, de dónde llegó en busca de la frustrada Senaduría. Cosas del destino: Dos chihuahuenses, dos gobernadores, que hace 14 años compitieron por la gubernatura de Chihuahua.




¿ ÁVILA POR LA CONEJA ?

BUENO cosas de más complicaciones, que atinos, sobre el amparo del secretario de salud, Ernesto Ávila Valdez. El domingo le informamos que el funcionario había solicitado un amparo ante la justicia federal, por la denuncia de la farmacéutica o laboratorios EGRO, bajo el expediente 1056/2018, fechado el 29 de junio del año en curso, por la omisión de pago de 20 millones de pesos.

Ayer lunes por la mañana el secretario general de gobierno, César Jáuregui, declaró que nada sabía del tema y que nada es nada.

En la noche el gobierno estatal envío un comunicado en donde dice precisar, que la deuda ya se pagó, por un monto de 100 millones de pesos que se tenía con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por el pago del Impuesto Sobre la Renta de los trabajadores de la Secretaría de Salud, que les fueron retenidos pero no se trasladaron a la instancia federal. El comunicado dice que ni la Secretaría de Hacienda ni la Procuraduría General de la República, han informado del pago y por lo tanto la demanda no se ha sobreseído y el expediente sigue abierto, por lo que el doctor Ávila Valdez, -ojo-, refrendó su amparo solicitado en el mes de enero.

Las cosas por lo tanto no son claras, menos transparentes como debería de ser, se pretende hablar de tres temas, cuando el amparo del mes pasado con el causal arriba señalado, trata de deuda con una empresa y no de impuestos retenidos a trabajadores.

Tan sencillo sería explicarlo, cuando en realidad hay voluntad política que no de paso para buscar salidas colaterales que llevan a la confusión, o tal vez, esa fue la estrategia.

Si el funcionario tiene uno, dos o tres amparos, está en su derecho y se le conceden mejor: Sólo hay que explicarlos, pues está en la función pública y es su deber y un derecho constitucional de los ciudadanos a saberlo.

El tercer tema, pues ya ni caso tiene analizar; se pretende establecer como una represalia del gobierno federal por la detención de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, la famosa Coneja.

Qué tiene qué ver La Coneja, con el Impuesto Sobre la Renta requerido hace más de un año al gobierno de Corral. O cuál es la relación del gazapo, con la deuda que se tiene con el laboratorio. Pos nada, pero en fin.




Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en lacalderaradiza@gmail.com




Grupo Radiza Chihuahua


Más Columnas