" />

Sección Columnas

La Caldera

Lunes, 2 de Julio de 2018 08:48
Visitas: 884Comparte en:

*ES ANDRÉS MANUEL

LA MITAD del país, los que votaron, decidieron que Andrés López Obrador, sea el próximo presidente de México, con casi el 50 por ciento de la tendencia del PREP, y con el reconocimiento tácito casi inmediato de los presidenciales, José Antonio Meade y Ricardo Anaya.

Un Meade franco, emocionado con un discurso fuera de campaña, en con actitud de reconstrucción, mientras que Anaya ha dicho que estará al lado de las decisiones del nuevo presidente, pero también será el opositor. Ambos reconocieron el triunfo de AMLO.

Llegar a la Presidencia del la República, con una votación de esta magnitud, superior en dos o tres puntos con relación al histórico más alto (de oposición) con Vicente Fox, posibilita un gobierno robusto y sólido y con una legitimación que no se puede cuestionar.

La mayoría se impuso y vienen dos México, divididos en cuatro fuerzas políticas, lo que reafirma el dicho que la mitad de país está con el nuevo presidente y el resto en contra, lo que es bueno por la expresión electoral democrática, pero deja fuera de esta sinergia a la otra mitad del país.

López Obrador en su mensaje se mostró como cordero y mesías; veremos qué pasa a partir de mañana, que en realidad es lo importantes, la victoria de las mayorías será historia.

En redes sociales, y como ejemplo de la división “política” del país, millones dicen nos los chingamos y otros escriben ya nos cargo, la misma chingada. Lo qué viene reiteramos es lo más importantes.

Que va pasar con Reforma Energética y la Educación, con la economía, la amnistía al crimen organizado, el gasolinazo, los ninis, las pensiones y hasta con el avión presidencial, pues es algo que hay qué esperar.

Temas de campaña, los de fondo, tienen que ver con las libertades, la propiedad privada, la gobernabilidad, la corrupción y la pobreza. Hasta la media noche, López Obrador, tendría con unos 250 diputados en la Cámara de Diputados y 60 la de Senadores, lo que no lleva a modificaciones constitucionales.

La fiesta de la democracia se dio y eso es ponderable, para un pueblo harto, fracturado, decepcionado y enojado con los partidos que nos han gobernado.

La oportunidad la tiene la “nueva” izquierda mexica que llega al poder; ojalá y no sea otra decepción y nos vaya ir peor, con un hombre que prometió, solucionar todo con su sólo presencia, que así sea por el bien de México y que seamos víctimas de la revolución bolivoriana, que no es la nuestra.

La última reflexión es que AMLO y su poder debe de tener los contrapesos; Ojalá y que lo permita.




*EN CHIHUAHUA SIGUE EL PAN

EN CHIHUAHUA capital, el PAN, por lo menos ya está garantizado la reelección de María Eugenia Campos Galván, quien en el PREP está 20 puntos por encima de Fernando Tiscareño de Morena y 30 arriba de Alejandro Domínguez del PRI.

Por segunda ocasión el PRI es desbancado hasta el tercer lugar, en donde el principal culpable fue el “Duartismo” que sepultó al partido al menos en dos procesos electorales.

Habrá que esperar los resultados oficiales, según la gente de Morena, tienen que revisar bien las casillas pues dicen que están muy pegados a la posible reelecta.




*EN JUÁREZ PELEAN CABADA Y MORENA

EN CIUDAD Juárez, hasta la medianoche, el independiente en busca de la reelección, Armando Cabada y Javier González Mócken, se declararon vencedores, pero en el conteo oficial, están en empate técnico.

El PREP con las primeras actas contabilizadas, en el tema de las candidaturas a la senaduría está arriba el panista Gustavo Madero, seguido por José Reyes Baeza y sin posibilidades la candidata de Morena.

Técnicamente y de acuerdo con los protocolos de la autoridad electoral, Madero y Reyes, están en empate técnico y seguramente al mediodía de mañana la tendencia podría marcar a quiénes serán los senadores por Chihuahua.




Edición: Daniela Estrada

Grupo Radiza Chihuahua


Más Columnas