Sección Tips

¿Cómo ser más feliz?

Jueves, 21 de Junio de 2018 08:43
Visitas: 1393Comparte en:

Pasa más tiempo al aire libre

Si durante toda la semana estás encerrado en una oficina o en un piso sin un árbol alrededor, los fines de semana aprovecha para ir a un parque, a un pueblo rodeado de naturaleza, a la playa. Pasar tiempo al aire libre hará que estés mejor de ánimo, tu salud mental te lo agradecerá. El color verde, está comprobado científicamente, genera no sólo felicidad, sino también positividad y estabilidad emocional. Y además, ir a un sitio donde el silencio sea el único sonido, te relajará y bajará tus niveles de estrés. Tomar sol durante unos minutos te ayudará a producir vitamina D, muy relacionada a la buena salud pero también a estar feliz y eliminar la depresión.

Transpira más

No solemos ser muy amantes del ejercicio físico, sin embargo, éste tiene muchas ventajas, además de ayudarnos si queremos bajar de peso o tonificar los músculos. Básicamente, porque nos permite liberar toxinas. Una sesión de entrenamiento o al menos una caminata alrededor de un parque hará que elimines la toxicidad de tu cuerpo, lo que se traduce en felicidad y producción de hormonas que combaten las enfermedades. Como si fuera poco, tu piel se verá mucho más bonita, liberarás tensiones y a la noche “dormirás como un angelito”.

Duerme más

No importa la cantidad de actividades que realices cada día, es necesario que duermas entre 7 y 8 horas (seguidas!) durante la noche. Y si tienes la posibilidad de disfrutar de una siesta, no lo dudes. Dormir está relacionado con el buen humor, el optimismo y la productividad. Escatimar las horas de sueño, por el contrario, causa depresión, irritabilidad, dolor de cabeza, etc. Y en lo posible, trata de cumplir con un horario para irte a la cama y para levantarte, así la mente y el cuerpo están acostumbrados.

Medita

No es preciso que viajes al Tibet e ingreses en un templo lleno de monjes de cabeza rapada. Puedes meditar en tu casa cuando tienes algunos minutos cada día. O búscate el sitio perfecto y el momento ideal para hacerlo. Algunos optan por practicar la meditación a la mañana temprano para sentirse más plenos y felices todo el día, otros eligen meditar cuando cae el sol para quitarse todas las malas vibraciones de la jornada. Depende de ti. Al principio será difícil “dejar la mente en blanco”, pero de a poco lo lograrás.

Consigue un nuevo hobby

Un pasatiempo es mentalmente estimulante, además de ser algo divertido que te saca de la rutina. Un hobby te conducirá a ser más feliz, porque aumentará tu autoconfianza, te permitirá hacer amigos, disfrutar de tiempo de calidad haciendo algo que te gusta, dejar de lado el sedentarismo, cumplir un sueño, etc. Si siempre quisiste aprender francés, hacer taekwondo o tocar el piano, ¡este es el momento ideal!

Escucha música positiva

Puede ser el tipo de música que más te guste, disco, electrónica, salsa o pop. Lo importante es que te haga sentir bien. Ponla a todo volumen cuando llegas a tu casa y ordenas o preparas la cena, colócate los auriculares y disfrútala cuando por la mañana vas al trabajo, haz que tu vida esté siempre musicalizada. Así podrás reducir el estrés y ser más feliz. Y si tienes ganas de bailar ¡No lo reprimas!

Escribe lo que te sucede

Todas las personas tenemos problemas y preocupaciones. Una buena manera para encontrar un alivio o una solución es escribiendo al respecto. Te sentirás más que aliviado si llevas un diario (nadie tiene que leerlo). Anota los pensamientos negativos que tienes, haz una bola con el papel y tíralo a la basura. Con este acto “simbólico”, el cerebro se dará cuenta que lo escrito en esa hoja no es bueno para ti. No necesitas ser un escritor perfecto, anota aquello que aparece en tu cabeza y no pienses en la sintaxis ni en las faltas ortográficas.

Sé agradecido

¿Cuánto hace que no dices “gracias”? Ser agradecido y tener una actitud de gratitud es realmente muy importante para ser feliz. Y esa palabra que a veces parece tan difícil de que salga de nuestros labios, es de las más purificadoras que existe. No sólo la tienes que decir a otra persona, sino a ti mismo. Agradece por las cosas buenas que tienes (que son realmente muchas), siéntete dichoso por los afectos, la salud, el hogar, el trabajo, los proyectos, la cama en la que duermes y la comida de tu plato. Ser agradecido de la vida te permitirá experimentar emociones más que positivas.

Sé mejor amigo

Haz el siguiente ejercicio: analiza tus actitudes como amigo e indica si eso es lo que quieres recibir de tus amistades. ¿Eres compañero, los escuchas, los aconsejas, estás cuando te necesitan? ¿Qué cosas te gustaría cambiar de tu personalidad en el rol de amigo? ¿Consideras que tus amistades son felices a tu lado? Los amigos son la familia que elegimos, y esa elección es mutua. Si te sientes feliz con ellos, ellos también se sentirán plenos contigo. Cultiva la amistad a diario, demuestra tus sentimientos con tus amigos.

Esparce alegría por doquier

¿Quieres realmente ser feliz? Entonces ofrece felicidad a donde quiera que vayas. Nada de caras largas, quejas e insultos por la calle. Siempre con una sonrisa en tus labios, un “gracias” y una actitud positiva. Sin dudas, desentonarás en tu entorno, pero también sentarás un precedente. La gente querrá imitarte, se sentirá alegre a tu lado, empezará a sonreír si le sonríes. Recuerda que todo lo que das, lo recibes a cambio.

Edición: Emanuel Martínez

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips