Sección Internacional

Ingiere ostras y bacteria se la come

Miercoles, 10 de Enero de 2018 16:06
Visitas: 6569Comparte en:

EU.-Una mujer de 55 años, residente en Luisiana, murió tras luchar contra una bacteria que entró a su cuerpo por ingerir ostras crudas. Jeanette LeBlanc falleció el pasado 15 de octubre, luego de una batalla por su vida de 21 días, informaron medios nacionales esta semana.

Cuando le fue detectada la bacteria denominada vibrio, ya el organismo la había devorado desde adentro, y sus efectos se veían en sus piernas en carne viva. Aunque los médicos intentaron salvarla, ya la vibriosis estaba avanzada.

La tragedia de LeBlanc inició en septiembre pasado cuando, en una reunión familiar, la mujer comió dos docenas de ostras cruda que había comprador en un mercado de Westwego.

De acuerdo con la página del Centro para el Control de Enfermedades (CDC), la mayoría de los casos de la infección ocurren entre mayo y octubre (en el hemisferio norte), cuando las temperaturas del agua son más altas.

Aunque la enfermedad se contrae al comer marisco crudo o poco cocido, también puede afectar a personas que exponen una herida en agua salada.

Síntomas

Si la bacteria se ingiere, puede causar diarrea acuosa acompañada de cólicos abdominales, náuseas, vómitos, fiebre y escalofríos. Usualmente, los síntomas se extienden por tres días. Los casos graves como el de LeBlanc son raros y se reportan en personas con un sistema inmunitario debilitado.

La vibrio también puede una infección de la piel cuando una herida abierta se expone a agua salobre o agua salada.

Según el CDC, la vibriosis causa una cifra estimada de 80,000 casos de enfermedad y 100 muertes por año
Para evitar la enfermedad, el CDC recomienda lo siguiente:

• No coma ostras u otros mariscos crudos o poco cocidos.

• Siempre lávese las manos con agua y jabón después de manipular mariscos crudos.

• Evite contaminar los mariscos cocidos con mariscos crudos y sus líquidos.

• Manténgase alejado del agua salobre o el agua salada si tiene una herida (incluidos los cortes y las raspaduras).

• Si decide meterse al agua, cubra la herida con una curita o vendaje a prueba de agua.

• Lave las heridas y los cortes completamente con agua y jabón si han sido expuestos a agua de mar, pescados o mariscos crudos o sus líquidos.

• Si usted contrae una infección de la piel, dígale a su proveedor de atención médica si su piel ha estado en contacto con agua salobre o agua salada, pescados o mariscos crudos o sus líquidos.

• Use ropa y calzado que lo puedan proteger de los cortes y las raspaduras cuando esté en agua salobre o agua salada.

• Use guantes protectores cuando manipule pescados o mariscos crudos.

Edición: Emmanuel M.

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Internacional