Sección Columnas

La Caldera

Lunes, 15 de Mayo de 2017 21:14
Visitas: 1307Comparte en:

*QUE SE MATAN ENTRE ELLOS

“SE están matando entre ellos”, es un buen enunciado con el que se que busca justificar la ola de violencia y de inseguridad que se vive en la entidad, y el meses recientes en la región de Cuauhtémoc.

Si se están matando entre ellos, ahora si que es cosa de ellos, pero no es válido como argumento, como respuesta o explicación, a la poca, o tal vez nula capacidad, de quienes deben garantizar la paz y tranquilidad de los mexicanos.

En Cuauhtémoc, los crueles enfrentamientos se han convertido en cotidianos y pese a que se trata de verdaderos comandos en batallas que duran horas, no hay ni un solo detenido.

En la región hay presencia de militares, policías estatales y municipales, pero, dicho por los pobladores en redes sociales, no hay labor de inteligencia, estrategias especificas, tiros certeros.

Lo menos creíble, es que las fuerzas del orden llegan, casualmente, cuando todo terminó y sólo a contabilizar bajas del crimen organizado, los cartuchos percutidos y ahora hasta las granadas detonadas.

El fin de semana no fue la excepción, dos muertos en enfrentamiento, más de 100 casquillo utilizados y una granada.

Los pobladores tienen miedo, confesado por ellos mismos; los invade la psicosis, la desolación y desesperación.

“El enfrentamiento entre ellos”, ha dejado en Cuauhtémoc y la región decenas de muertos entre los pobladores, entre ellos niños, mujeres y hombres, que nada tienen que ver con estos hechos y estas actividades, amén del número de viudas y huérfanos.




*INÚTIL ACTUAR EN CUAUHTÉMOC

POR cierto que a los vecinos de Cuauhtémoc, ahora hay que agregarles sentimientos de luto, desconsuelo, rabia, impotencia… tras el asesinato de la joven estudiante Andrea Athié Corral.

Fue asesinada el domingo cuando viajaba de Chihuahua a Cuauhtémoc. A la una de la tarde, fue la última comunicación con sus padres; nunca llegó a su destino.

Quién y por qué, son preguntas que se hacen sus familiares, sus amistades y quienes la conocieron; la chica era de excelencia, dicho por su compañeros del Tec.

La Fiscalía General tiene abiertas varias líneas de investigación; haber si no sucede lo mismo con los crímenes del catedrático del Tec, de los periodistas Adrián y Miroslava, el ganadero, el empresario y el abogado. Es decir, nada.



*CHIHUAHUA SE DESCOMPONE; MARU LO NIEGA

LA PERCEPCIÓN llanamente puede ser definida por la idea o creencia sobre escenarios o circunstancia que, necesariamente son reales, aunque sean fabricados para manipular el mensaje en cualquier sentido.

En el tema de la inseguridad y/o violencia, resulta muy cómodo para la autoridad de cualquier nivel, afirmar como lo hace la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, que los índices de inseguridad van a la baja y culpa a la percepción de la sociedad, por la idea que en contrario se tiene.

Pero va más allá, cuando señala que son los medios masivos de comunicación, quienes crean esa percepción y tiene razón, los medios son el medio, el puente pues, entre los que sucede y la sociedad receptora, que en esta era de la información sería imposible, evitarlo, esconderlo, maquillarlo y etc.

Los medios de comunicación, entonces, generan percepción, cierto, pero, sólo trasmisores de la realidad y no fabricantes, por lo menos no en el periodismo serio.

Los crímenes de alto impacto, y los otros también, no son una campaña perversa al estilo del López Obrador para persuadir, están las evidencias, tienen nombre, hay fotos y hasta videos.

La alcaldesa tiene en su poder, la estadística suponemos real, de los robos a casa habitación, comercios, bancos, usuarios de estas instituciones, despojo de autos, a peatones y todo lo que mida la Dirección de Seguridad Pública.

Lo sucedido en Fashion Mall el fin de semana que acaba de transcurrir, como anti-ejemplo, a pleno día, no puede ser otro invento o manipulación de los reporteros, si así se cree; entonces habríamos de pensar que la autoridad, está en otra dimensión, que también es realidad, hablando de percepción.




Tu opinión nos interesa, si tienes un comentario o algo que divulgar estamos para escucharte en lacalderaradiza@gmail.com





Más Columnas