Sección: Tips

Por qué los tíos son tan importantes

Domingo, 16 de Abril de 2017 08:17
Visitas: 1270Comparte en:

Ser tío o tía es una bendición enorme. Se podría decir que es una oportunidad de ser mentor, amigo y cómplice a la vez, porque aunque tienen cierta responsabilidad de ser guía y persona importante en la vida de los sobrinos, no tienen la misma presión de los padres para educarlos. Los lazos que se crean entre ellos y los niños son muy especiales. A diferencia de los abuelos, tíos y tías tienen una edad cercana a la de los padres y eso los lleva a relacionarse de distinta manera.

Los tíos tienen una función muy especial en la vida de los niños. Siempre serán parte de la familia, muy importante, y constantemente muestran apoyo, comprensión y amor. Saben ganarse la confianza de los sobrinos. Aunque las cosas sean complicadas entre padres e hijos, siempre tendrán su propia manera de hacerle ver a los pequeños que todo estará bien. Los tíos son la mejor combinación entre padres y hermanos, pero a la vez se convierten en los mejores amigos.

He aquí algunas razones por las que la relación tíos-sobrinos y tías-sobrinas tiene un significado tan especial en la vida de los niños.

1.Son el equivalente a mamá o a papá, pero con una visión distinta A diferencia de los abuelos, tienen edad muy parecida a la de los papás, y para los niños resulta increíble que un adulto (casi como sus padres) pueda ser tan comprensivo con ellos. Esto crea un lazo muy especial entre tíos y sobrinos, porque son capaces de desarrollar complicidad y una sinceridad distinta de la de los padres, no obstante que haya buena relación de padres e hijos. Los niños se sienten amados y protegidos al lado de sus tíos y saben que su confianza nunca será traicionada.

2.Crean vínculos especiales de confianza con sus sobrinos

Sin duda tíos y tíos son una gran influencia en la vida de los pequeños, debido a que saben escuchar y no reaccionan de manera tan exagerada como los padres. Tienen más apertura para hablar de ciertos temas, y al no existir la presión de educar y criar, se muestran más abiertos en cuanto a las experiencias buenas y malas que los chicos han tenido en su vida. Lo más importante de esta relación es que son incondicionales, ya que siempre serán parte de la familia y se preocupan tanto como los padres por el bienestar de sus sobrinos; además, les dan los mejores consejos.

3.Son el equilibrio perfecto entre proteger y consentir

Su dinámica de convivencia es más relajada, incluso pueden ser más permisivos que los padres y por lo tanto, la manera en que se comunican es más relajada. Han encontrado el equilibrio entre consentir y dar permisos especiales, sin arriesgar el bienestar de sus sobrinos. Son buen ejemplo pero también una figura de autoridad indiscutible en la vida de los niños, y sus regaños o consejos resultan mucho más sencillos de asimilar. Son capaces de dar estabilidad y amor por igual.

4.Son amigos incondicionales

La familia siempre estará ahí para mostrar apoyo, y el caso de tías y tíos no es la excepción. Los amigos cambian con el tiempo, conforme uno crece puede encontrar que las personas no son lo que esperaba, lo cual resulta doloroso. Esas decepciones no existen con estos maravillosos seres, pues ellos ofrecen cariño incondicional, saben ser padres y amigos a la vez, y ese compromiso durará toda la vida. Siempre tendrán tiempo para pasar con sus amados sobrinos, y si no hay, ¡lo inventan!

5.Sus enseñanzas son divertidas y llenas de experiencia

Tienen una manera de ver la vida menos alarmista que los padres, porque buscan cuidar y disfrutar a sus sobrinos mediante los juegos y los permisos especiales. Eso no quiere decir que no apliquen reglas importantes, pero sí son mucho más flexibles. Les encanta compartir sus experiencias, y una que otra anécdota divertida de sus hermanos, algo que los niños jamás escucharán de sus padres. Pero lo mejor de todo es que siempre se ofrecen a cuidar de sus sobrinos con la mejor disposición, así pueden disfrutarlos y evitar a los papás la tarea de buscar niñera.

6.Conoce a su sobrino desde que nace

Una enorme ventaja que tienen los tíos es que conocen a sus sobrinos desde el momento en el que nacen, pero también a los padres de los niños desde que ambos eran pequeños, pues se han criado juntos. Esto les ofrece una visión más amplia de la relación entre padres e hijos, así que son los perfectos mediadores entre sus hermanos y sus sobrinos.

Por César Lozano

Edición: Arnoldo Rodríguez

Grupo Radiza Chihuahua


Más de Tips