Sección Espectaculos

Mueve la cadera bajo la tormenta

Viernes, 12 de Octubre de 2018 08:38
Visitas: 910Comparte en:

México.- La colombiana se lució con su voz y baile, luego de más de una hora de retraso, debido a la tormenta eléctrica que se registró en el sur de la capital; 50 mil fans soportaron el diluvio.

Una noche de lluvia marcó el primer concierto de Shakira en México como parte de El Dorado World Tour, que realizó en el Estadio Azteca ante 49 mil asistentes y donde lució su voz y cadera, sin importar el frío, porque tuvo el cobijo, ánimo y cariño de sus fans. “¿Cómo está mi gente de México? No saben la emoción que siento de estar aquí tan cerca.

Hoy es la primera noche de esta gira en Latinoamérica y me siento muy feliz de empezar aquí en México, siento que este país también es mi casa, gracias”, saludó. Y añadió: “No podía esperar un día más sin verlos, gracias por estar a pesar de la lluvia.

Si hoy estoy aquí es por ustedes, porque los milagros sí existen, solo quiero agradecer por haber estado en las buenas y en las malas, en los momentos difíciles, pero también los más felices”.

Aunque muchos entraron al recinto con su mejor ropa, tatuajes relacionados con la cantante y peinados elaborados, al final, las prendas que dominaron la noche fueron los impermeables y chamarras con gorro, pues las gotas no pararon desde que se abrieron las puertas.



Los túneles y pasillos de acceso fueron el lugar preferido del público para esperar el inicio del espectáculo, que se retrasó más de 60 minutos; después de las nueve de la noche pasaron a ocupar sus lugares, a silbar y gritar pidiendo que su ídolo subiera al escenario. Una grabación de “Clandestino”, calentó los ánimos; el show de la ganadora de 14 Premios Grammy arrancó a las 9:50 de la noche con una versión electrónica de su clásica “Estoy aquí” y con “Loba”. Aunque la lluvia regresó, los fans corearon y saltaron al ritmo que marcaba la colombiana, quien deleitó con su sensual movimiento, pues en ningún momento dejó de bailar y demostrar por qué “las caderas no mienten”.

Sobre todo lució en “Perro fiel”, “Me enamoré” y “Clandestino”, que forman parte de su último material discográfico, El Dorado, que ganó Mejor Álbum de Pop Latino en los Grammy de 2018. mientras que en “Inevitable” demostró su habilidad para tocar la guitarra. En “Suerte” cambió su pantalón por un vestuario de danza árabe, con top, falda y fajilla; aunque el agua y viento pegaban, dio lo mejor de sí para cumplir a su público, que no paró de ovacionarla.

Las luces y pantallas gigantes de su escenario armaron la fiesta en el estadio, con videos llenos de color o letras de sus temas, que no eran necesarias pues las canciones fueron repetidas de inicio a fin y a todo volumen; sin embargo, los fuegos artificiales en cada canción se llevaron el espectáculo y el grito de los presentes, que en todo momento demostraron su amor a la colombiana. Hasta el cierre de esta edición, el programa incluyó también “Nada”, “Si te vas”, “Dónde estás corazón” y “Amarillo”, en la cual volvió a cambiar de ropa, para cubrirse con un pantalón; a pensar de los inconvenientes por el clima, su primera gira latina en siete años se hizo realidad y arrancó en México para el disfrute de sus seguidores.

Edición: Gabriela Guedea

Grupo Radiza Chihuahua



Más de Espectaculos