Sección: Estatal

Si identificar ejecutados

Lunes, 11 de Junio de 2018 13:09
Visitas: 982Comparte en:

Madera Chih.- La identidad de cinco de las ocho personas ejecutadas durante un ataque armado en Ignacio Zaragoza hace poco más de un mes, se mantiene en el limbo toda vez que al haber sido calcinadas o decapitadas, sólo podrá tenerse la certeza de su identidad hasta contar con una prueba genética.

Fiscalía General del Estado confirmó que de esos cinco cadáveres, hasta el momento sólo cuatro familias han reclamado los restos como "probables" consanguíneos, de tal manera que aunque resultaran positivas las pruebas genéticas de ácido desoxirribonucléico (ADN), todavía quedaría un cuerpo sin identificar y que nadie ha reclamado.

A pesar de eso aún no existe la seguridad de que los resultados sean positivos, las familias, que reclaman los cueros son de Madera Chihuahua y Cuauhtémoc se confirmó que al menos de esas 8 victimas 3 ya han sido identificadas.

Sin embargo no existe plena seguridad de que los resultados sean positivos, pues se aclaró que esas familias que reclaman los cuerpos son originarias de los municipios de Ciudad Madera, Chihuahua capital y Cuauhtémoc, mismas que argumentan que "probablemente uno de los cuerpos sea de su familiar". Liliana García Mendoza de 41 años, Guadalupe Trevizo Oaxaca de 33 y Hadairis Vargas Perea de 23 años, ésta última, quien fue reconocida por sus familiares gracias a la particularidad de un tatuaje.

Se agregó que las víctimas identificadas son originarias de Ignacio Zaragoza, mientras que los cuerpos de las cinco personas aún sin identificar están siendo reclamados por familias de otros municipios, que dicen no saber del paradero de sus consanguíneos y argumentan que "podría tratarse de las personas asesinadas".

El problema para identificarlos, es justamente porque durante el ataque en el que se refiere fue perpetrado por cerca de 300 hombres armados con arsenal pesado incluyendo granadas, las víctimas fueron calcinadas durante las explosiones donde fueron destruidos vehículos, casas y negocios.

Además, tres de las víctimas estaban decapitadas y sólo se recuperó la extremidad cefálica de dos de ellas, pues se refiere que al parecer los homicidas se llevaron la cabeza de un tercer asesinado, ya que jamás fue localizada en el lugar de los hechos.

Para eso, la Fiscalía General del Estado se auxiliará de las pruebas genéticas de laboratorio que están realizándose a los tejidos de las víctimas y de las familias que están reclamando sus cuerpos, a fin de establecer de manera fehaciente si se trata de las personas que están buscando, mismas que su identidad se halla en estos momentos en el limbo.

Edición: Daniela Estrada

Grupo Radiza Madera


Más de Local