Sección: Internacional

Se salvó de ser aplastado

Lunes, 12 de Febrero de 2018 19:14
Visitas: 865Comparte en:

Tailandia.- Tong Gosungnern, un niño de dos años, se salvó por los pelos de morir aplastado por una palmera de más de 9 metros, un suceso que tuvo lugar el pasado 10 de febrero en Nakhon Ratchasima (Tailandia).

Una cámara grabó cómo el menor jugaba con unos amigos en la carretera frente a la casa de sus padres cuando el árbol se precipitó justo a su lado.

Mientras sus compañeros se dispersaron, el menor se quedó paralizado contemplando la caída de la palmera y resultó ileso porque una mujer le tomó en brazos.

Edición: Eduardo Luna

Grupo Radiza Chihuahua



Más de Internacional